¿Qué tipo de bolsa de Supermercado es más ecológica y, por tanto, debería utilizar?

Publicada el Categorizado como Noticias
tipo de bolsa de Supermercado es mas ecológica

Cada vez que vamos a un supermercado, existe una decisión que tomamos, casi sin pensar, pero que tiene un impacto duradero en nuestro planeta: ¿qué tipo de bolsa de supermercado elegir? Las bolsas de plástico, que durante décadas nos acompañado cuando hemos hecho la compra, se han convertido en uno de los contaminantes más omnipresentes en nuestros océanos y vertederos. Mientras tanto, las bolsas de papel o cartón parecen una opción más amigable con el ambiente a simple vista, pero su producción requiere una cantidad de recursos naturales y energía, lo que hoy vamos a plantear si realmente son una alternativa ecológica. Y la tercera serian las bolsas de tela que utilizaban nuestras abuelas.

Opciones más sostenibles que podemos encontrarnos hoy en día

La carrera hacia soluciones más sostenibles presenta a los bioplásticos y las bolsas de tela o algodón como los nuevos contendientes en esta crucial decisión de compra. Los bioplásticos prometen una experiencia similar al plástico tradicional con la ventaja de su origen vegetal y potencial biodegradabilidad. Por otro lado, las bolsas de tela reutilizables duran más y tienen la posibilidad de reducir el consumo desechable, aunque su proceso de producción también tiene que ser considerado en la ecuación ambiental.

¿Por qué no todas las bolsas ecológicas son iguales?

Elegir la bolsa más ecológica requiere conocimiento y una apreciación crítica de varias facetas del problema. Las bolsas de plástico de un solo uso, a menudo hechas de polietileno de baja densidad (LDPE), son notoriamente difíciles de reciclar debido a su bajo valor de reutilización y los complicados procesos de limpieza requeridos.

Las bolsas de papel, aunque son biodegradables, necesitan de la tala de árboles y de un alto consumo de agua y energía para su fabricación. Además, el reciclaje de papel también puede ser energéticamente intensivo y cada ciclo de reciclaje reduce la calidad de la fibra.

Por otro lado, las bolsas fabricadas con materiales biodegradables, como el ácido poliláctico (PLA) derivado del almidón de maíz, representan un avance pues pueden descomponerse en condiciones ideales de compostaje. No obstante, su degradación puede no ser tan efectiva en un vertedero común, ya que requieren un ambiente específico para desintegrarse adecuadamente.

Las de algodón, aun siendo reutilizables y duraderas, requieren grandes cantidades de agua durante su cultivo y pueden implicar el uso de pesticidas, lo cual plantea otros desafíos ambientales.

Pero, entonces, ¿cuál debería elegir?

La selección de la opción más sostenible no tiene una respuesta única y directa; es compleja y matizada. Por lo tanto, la mejor elección es aquella que se ajusta no solo a nuestras necesidades cotidianas como consumidores, sino también a un compromiso responsable y bien informado con el medio ambiente.

Al elegir una bolsa, la reutilización máxima es clave. Independientemente de si es de plástico, papel, bioplástico o tela, el impacto ambiental se reduce significativamente cuanto más veces la reutilizamos.

Así, una bolsa de algodón podría necesitar cientos de usos para compensar su huella ambiental inicial, pero con cada uso, ese impacto se dispersa, convirtiéndola en una opción cada vez más verde. Por lo tanto te recomendamos que utilices la de algodón.

Comparte:

Por Vicent Xavier

Desde que era un niño, los pasillos del supermercado se convertían en mi parque de diversiones, gracias a mi madre. Hoy, comparto mis experiencias en este blog 🙋. Puedes escribirme a hola@supermercados.top Mi Twitter y LinkedIn

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *